CRÓNICA| España, campeona de Europa por derecho

Riga, Letonia. 14 Sep 2019
La Selección Española hace historia proclamándose campeona del I Europeo de Fútbol Sala Sub-19. Este equipo se marcha de Riga pasando por encima de todos sus rivales con contundencia. Pero, sobre todo, con un juego imparable. Eran y son el referente.

A todos los efectos, según determina la UEFA, la Selección Española salta a la pista en calidad de visitante. Pero quién lo diría. En pocos partidos anteriores, han sentido estos chicos el aliento y el apoyo de una grada tan volcada. Mientras que el rojo y amarillo tiñen el pabellón, los cánticos que retumban en el Arena Riga son de sobra conocidos. De esta manera, antes de que empiece a rodar el balón, se va forjando la victoria. Ganada la batalla en la tribuna, la moral y psicológica también se escribe con eñe.

La derrota de Croacia ante España, por cero goles a tres, en el primer partido de la fase de grupos pesa. Y mucho. Como lo hace también el modo en el que los chicos de Albert Canillas han ido superando a los diferentes rivales con los que se han cruzado a lo largo del torneo. El equipo nacional infunde mucho más que respeto. No obstante, el combinado croata trata de jugar sin complejos. Poco o nada tienen que perder. Sobre todo, después de la agónica semifinal en la que mandaron a casa a los portugueses.

Con intensidad y entrega física es cómo los balcánicos comienzan el duelo. El contacto es constante en cada acción. Los choques se repiten. Y alguna falta innecesaria también. Pero, una vez más –y ya se pierde la cuenta- este equipo vuelve a encontrar premio a través de la estrategia. Un saque desde la esquina, acaba con el balón apareciendo en el corazón del área. Ricardo Mayor, al igual que hizo contra Polonia, se encarga de adelantar a los suyos. Ya con el marcador a favor, España imprime más velocidad en cada transición, amenaza desde la media distancia y muerde cuando no tiene la pelota.

Sin embargo, el contratiempo se materializa en un disparo directo al saque de una falta. El balón toca en la barrera e impide que Antonio Navarro detenga el cuero. Croacia empata por medio de Mateo Muzar y el partido se vuelve mucho más loco. El carácter balcánico se torna en cierta agresividad. Aquí cada cual emplea sus armas. Así que ya se puede intuir cómo llega el segundo de los españoles. Sí. Correcto. Saque de banda, disparo y gol de Adrián Rodríguez desde la media distancia. Aunque el balón toca ligeramente en Jesús Gordillo, la UEFA le da la diana al jugador gallego. De nuevo, Rodríguez -posiblemente uno de los mejores de este Europeo- regatea en el borde del área, caño incluido. Cristian Molina la pone en la escuadra, haciendo el 1-3. Antonio Pérez, otro de los aspirantes a MVP, saca a relucir su capacidad anotadora desde los diez metros, firmando el cuarto antes de pasar por el vestuario.  

En la reanudación, los pupilos de Canillas salen tan enchufados que Croacia no puede más que mirar. Lo hacen en el golazo de Bernat Povill, que revienta un balón al borde del área. Y vuelven a contemplar con impotencia, cómo segundos más tarde, es otra vez Adrián Rodríguez el que envía de puntera el esférico a la red. Es cierto que los que juegan esta final de locales siguen apretando en cada acción. Pero es evidente que las piernas no dan para mucho más. La cabeza tampoco. Con 1-6 en contra es difícil pensar en cambiar el desenlace. Y menos cuando el crono parece avanzar más rápido que de costumbre. Croacia compite durante un cuarto de hora. El tiempo que el resultado es un tanto parejo. Los españoles no dan opciones, a partir de ese momento.

La Selección Española Sub-19 de Fútbol Sala se corona, de este modo, como reina de Europa. Ha sido y es, sin duda, el mejor de los equipos que hay ahora mismo en esta categoría y en este deporte. Los números lo dicen todo. Cuenta la totalidad de sus encuentros oficiales por victorias. Con 24 goles a favor y tan solo 3 tantos encajados, España se marcha del Europeo –por si alguien tuviera algún tipo de duda- con la cabeza bien alta y la etiqueta de primerísima potencia.

Por su trabajo, sacrificio, calida y entrega estos chicos se lo merecen. Son Antonio Navarro, Álvaro Recio, Ricardo Mayor, Antonio Pérez, Nacho Torres, Néstor Valle, Alejandro Cerón, Cristian Molina, Bernat Povill, Christian Povea, Adrián Rodríguez, Jesús Gordillo, David Peña y Nicolás Marrón. Muchos ven en este grupo el futuro del fútbol sala. Tan solo hacen falta unos pocos que realmente crean en ellos, para que ya puedan formar parte del presente.

 

FICHA TÉCNICA
CROACIA:
5 inicial: Nikola Cizmic, Bozo Sucic, Josip Jurlina, Jakov Mudronja y Mateo Muzar..

También jugaron: Filip Radaj, Jakov Hrstic, Vicko Radic, Duje Dragum, Filip Petrusic, Toni Rendic, Antonijo Papac, Fran Vukelic y Dominik Cvisic.

 
ESPAÑA:
5 inicial: Antonio Navarro, Ricardo Mayor, Nacho Torres, Cristian Molina y Adrián Rodríguez.

También jugaron: Álvaro Recio, Antonio Pérez, Bernat Povill, Alejandro Cerón, Nicolás Marrón, David Peña, Christian Povea, Jesús G. Gordillo y Néstor Valle.
 
Ingus Purins (LVA), Grigori Osomkov (EST) e Irina Velikanova (RUS).
 
Final del Europeo Sub-19.
Arena Riga (Letonia).